Reconocimiento

El programa de Filosofía para Niños surge a fines de la década de los sesenta. Su creador, Matthew Lipman, parte de la idea de que la Filosofía no es solamente una disciplina académica, es decir, reservada a los especialistas. El proceso de filosofar es el paradigma del pensamiento dialógico y, por ello, debe hacerse presente en las escuelas desde los primeros grados. No se trata de enseñar a los niños Filosofía, como se hace en las instituciones de educación superior, lo que interesa es el proceso mismo del filosofar.

Los objetivos de Filosofía para Niños son el desarrollo de habilidades de pensamiento en niños y adolescentes, la construcción, clarificación, definición y desarrollo de conceptos, y la exploración y paulatina consolidación de un esquema de valores que aspire entre otras cosas a lograr la congruencia entre lo que se piensa, lo que se dice y lo que se hace.

La comunidad de indagación es el medio educativo propio de FpN. Dicha comunidad cultiva las habilidades dialógicas, de razonamiento, de indagación, de formación de conceptos y de traducción y transferencia, a fin de facilitar y fortalecer el buen juicio. Los alumnos aprenden a objetar el razonamiento débil; construir argumentos sólidos; aceptar la responsabilidad sobre sus contribuciones; respetar otras perspectivas; practicar la autocorrección y, así, desarrollar el buen juicio en el contexto del diálogo.

 carta lippman

Traducción

traduccion